¿Qué minerales produce la Argentina?

METALÍFEROS

Son aquellos minerales que contienen metales. Los principales son: Hierro, plomo, zinc, cobre, molibdeno, litio, plata y oro.

NO METALÍFEROS

Son aquellos minerales que no contienen metales, como por ejemplo calizas, arenas, pizarras, arcillas, sal común, yeso, sales de potasio y boratos, fluorita, baritina, bentonitas, piedras semipreciosas y muchos otros, utilizados como insumos básicos en diversas industrias.

ROCAS DE APLICACIÓN

Se utilizan para la construcción y la ornamentación, como los pórfidos (adoquines, baldosas), piedras lajas, mármoles (rosado, blanco, travertinos, tipo ónix, negro y otros), granitos y granulometrías.

Minerales

La humanidad comenzó a utilizar minerales alrededor del año 9.000 a.C. Esto no es sorprendente porque el cobre virtualmente puro puede ocurrir naturalmente. No hay necesidad real de un proceso complicado para extraerlo.
Antiguamente no tenían uso para el metal como herramienta, porque el cobre puro es bastante suave y su valor era más por su apariencia, ya que es el único metal además del oro que tenía un color que no era blanco o gris. Debido a que era atractivo y fácil de moldear, fue usado extensamente para artículos decorativos como anillos, aretes, pulseras y broches.
Hacia el año 5.000 a.C., los mesopotámicos encontraron todo el potencial de este metal utilizando aleaciones (mezclas) de cobre. Popularizaron el uso del bronce (mezclado con estaño) que marcó el comienzo de la Edad del Bronce desde el 2.500 a.C. hasta alrededor del 800 a.C. El bronce es mucho más duro, y se usaba para muchas herramientas, incluidas las armas. Hoy en día, más de 400 aleaciones de cobre están en uso, incluyendo
el latón, que es cuando se añade zinc al metal.
En 1997, Argentina ingresa al club de los productores de cobre con Bajo de la Alumbrera y se confirman otros yacimientos, entre ellos: San Jorge, Taca Taca, El Altar, Campana Mahuida, Los Azules, El Pachón, Famatina, Josemaría y Agua Rica, entre otros.
La región con mayores recursos conocidos de cobre son los Andes Centrales (Chile, Perú, Argentina, Bolivia), que contribuye con cerca de un 40% del cobre consumido por el mundo. Chile con una política minera bien definida, llega a producir el 30% y Perú, otro país minero, se sitúa como el tercer productor, con 1,2 millones de toneladas/año. Argentina, con una sola mina en operación, ocupa el lugar número 14, produciendo
concentrado, que contienen 180 mil toneladas de cobre fino además de 600.000 onzas de oro.

La Edad de Hierro es el último período de las sociedades prehistóricas, y se dice que comenzó hace unos 14.000 años. La producción a gran escala de hierro sólo comenzó alrededor del año 2000 a.C., pero para entonces ya había reemplazado al bronce como el metal principal de su tiempo. (especialmente cuando se mezclaba con carbono) era simplemente más duro, más duradero y sostenía un borde más afilado que el bronce al que reemplazaba.
Hoy en día, se puede argumentar que el hierro es en realidad más valioso que incluso el oro. Es bastante abundante, por lo que no es terriblemente caro. En realidad, comprende el 5,6% de la corteza terrestre, y prácticamente todo el núcleo del planeta está hecho de este metal.
No es exagerado decir que hoy en día el hierro está en todas partes porque es un componente integral del acero. Se puede encontrar dentro de edificios y en vehículos de transporte. Encuentra cualquier habitación en tu casa y la encontrarás en los muchos dispositivos. Casi todas las máquinas tienen este metal.
En Argentina, el único yacimiento es Sierra Grande, en la provincia de Río Negro, que actualmente se encuentra en etapa de mantenimiento.

Oro. Es una palabra tan corta y simple, pero en toda la historia ningún otro metal ha  capturado la atención, la imaginación y la emoción de la gente de todo el mundo tanto como el oro.
Al comienzo se utilizaba ornamentalmente, ya que es el metal más fácil de trabajar, siendo maleable y fácil de fundir. Se obtiene en estado puro, a diferencia de otros metales que primero necesitan ser extraídos de los cuerpos mineralizados. Así también era muy  apreciado porque no perdía su brillo, y su belleza llevó a la humanidad a compararlo con el poder, por lo que este metal en particular se asoció con los dioses, con reyes y emperadores.
Durante miles de años, desde el año 3.100 a.C., se ha utilizado como moneda. Es tan  escaso que en toda la historia de la humanidad sólo se han extraído 171.000 toneladas de oro.
En Argentina, la región andina se caracteriza por tener una variedad de rocas y sedimentos  de ríos, en donde el oro está presente. En Rinconada se encontró la pepita de oro más  grande de la Argentina que pesó 8 kilos.
Actualmente hay yacimientos de oro en las provincias de Salta, Jujuy, Catamarca, San
Juan, Río Negro y Santa Cruz.

Entre los antiguos, la plata ocupa el segundo lugar después del oro en belleza, valor e  importancia. Ha sido utilizado y valorado durante miles de años, y funcionó como moneda  de cambio, ornamentación y material para diversos implementos y herramientas.

Los romanos adoptaron realmente el uso de la plata. Sus mineros eran tan eficientes que  producían un pico de 200 toneladas por año, y en su economía circulaban hasta 10.000  toneladas a mediados del siglo II d.C.

Hoy en día seguimos utilizando este mineral, ya que la ciencia moderna ha descubierto  propiedades más allá de su rareza y belleza. Entre los metales, es el más dúctil y maleable,  lo que significa que es el más fácil de estirar en alambres muy finos y martillar en láminas  delgadas. Conduce la electricidad y el calor mejor que todos los demás elementos. Incluso refleja muy bien la luz, y no reacciona fácilmente a muchos compuestos incluyendo agua y ácidos.
En Argentina hay importantes yacimientos en Jujuy, Catamarca, San Juan, Río Negro, Chubut y Santa Cruz.

Para la mayoría de las personas en las décadas anteriores, el litio era un tratamiento  controversial para los trastornos cerebrales o una canción de Nirvana. Pero es único porque es el metal más ligero conocido. En la década de 1790, un naturalista brasileño descubrió el mineral llamado petalita en una isla de Suecia. Este mineral suele ser de color entre blanco y grisáceo, pero cuando se tira al fuego se convierte en rojo brillante.
Luego, en 1817, un químico en Suecia descubrió que la petalita contenía un elemento desconocido hasta entonces. Aunque pudo aislar una de las sales, no aisló completamente el mineral. Sin embargo, le puso el nombre de litio, que significa «piedra» en griego. Fue en 1855 cuando un químico británico y otro alemán pudieron separar el metal por completo.
Este descubrimiento llevó a la producción comercial de litio metal que comenzó en Alemania en 1923. Hoy en día, cada vez son más las personas que conocen las baterías de iones de litio, debido a la proliferación de dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas.
En Argentina, actualmente hay dos emprendimientos en producción, de los que se extraen alrededor de 40.000 toneladas al año entre los dos. Son Olaroz, de Sales de Jujuy, en Jujuy, que produce 17.500 toneladas, y Salar del Hombre Muerto, de FMC, en Catamarca, del que se sacan 22.500 toneladas. Esto representa el 16% del litio a nivel mundial.